COMPARTIR

Artículos de Salud

Después de un trasplante: volver a la rutina

27  Marzo  2019

Dr. César Escareño Pérez.  Especialista en Trasplantes.

Por lo general antes de someterse a un trasplante, los pacientes que viven con padecimientos que ameritan esta intervención han perdido calidad de vida. Quizá han dejado de realizar actividades laborales, recreativas, o simplemente su vida cotidiana, por el malestar ocasionado por su condición. Sin embargo, una vez realizado el trasplante, la mejoría es notoria, y muchas personas pueden retomar una vida prácticamente normal teniendo ciertos cuidados, algunos de los cuales serán de por vida. ¿Qué aspectos deben cuidarse en personas trasplantadas?

El equipo de trasplantes: compañeros de vida

El contacto con el especialista en trasplantes que atendió al paciente no termina con el alta hospitalaria. El seguimiento debe ser muy cercano, principalmente en los primeros seis meses posteriores a la operación.

Prevenir el rechazo del órgano es uno de los aspectos más importantes a monitorear después de la cirugía. El médico observará de cerca su funcionamiento, además de que el paciente debe ser muy disciplinado con la toma de medicamentos inmunosupresores, los cuales tienen la función de prevenir que el cuerpo “desconozca” al órgano, ya que este desconocimiento podría causar daño e interferir con sus funciones. Es muy importante platicar con el médico acerca de horarios y condiciones en los que deberán consumirse estos fármacos, así como sus posibles efectos secundarios.

En muchos casos el paciente retoma sus actividades de manera normal, sin embargo, esto siempre debe hacerse de manera gradual y con supervisión del médico. También deberá someterse a estudios de laboratorio periódicos, para asegurar que todo marche correctamente.

La alimentación es un aspecto que quizá requiera hacer ajustes: según el órgano que haya sido trasplantado, un especialista en nutrición podría hacer recomendaciones particulares para cuidar el funcionamiento del mismo. Es muy importante evitar el consumo de tabaco y alcohol, aunque si el médico lo autoriza, se podría eventualmente consumir una copa de vino.

Hasta ahora hemos mencionado los aspectos que debe cuidar el paciente en cuanto a seguimiento médico y de su organismo, pero no menos importante es la higiene del lugar donde vive. Los artículos de uso personal deben ser utilizados exclusivamente por la persona trasplantada. Asimismo, debe tenerse cuidado con mascotas y animales de compañía. Lo mejor es consultar con el médico la situación particular, para determinar si pueden implicar algún riesgo para la salud.

¿Cuándo llamar al médico de inmediato?

Es importante prestar mucha atención a los cambios en el estado de salud del paciente. Si se presenta alguno de los siguientes síntomas, hay que comunicarse con el médico tratante de inmediato, para evaluar si es necesario acudir a recibir atención:

  • Fiebre
  • Dolor: de cabeza, en el pecho, al toser o al orinar
  • Desmayos
  • Tos
  • Falta de aire
  • Úlceras o manchas blancas en la boca
  • Problemas intestinales: diarrea, distensión, vómitos

Con la atención oportuna y disciplina personal es posible lograr una excelente calidad de vida después de un trasplante, lo cual será de gran beneficio no sólo para el paciente, sino para toda su familia, al vivir con mayor tranquilidad y plenitud.

Contacto:
Centro de Trasplantes Multiorgánicos
Teléfono: (81) 1366.8644

BUSCA TU ESPECIALISTA